Hombre y caballo II

,
Hombre y caballo II

Hombre y caballo II. Después de terminar las esculturas para el monumento a la Bandera de la ciudad de Rosario -en 1952-, labor que le llevó diez años de trabajo, fueron los problemas de salud los que le impidieron continuar con la obra escultórica monumental. Desde entonces Bigatti recorrerá un camino caracterizado por la comunión directa con los materiales y las herramientas. En esta nueva etapa, de experimentación, no solo se dedicará a la escultura en pequeño tamaño, sino también al dibujo, la monocopia y la cerámica. Algunas de sus obras en papel serán presentadas en distintas salas de exhibición del país y del exterior, como la destacada exposición que tuvo lugar en la Unión Panamericana en Washington en 1957, junto a pinturas de su esposa, Raquel Forner. La escultura Hombre y caballo II, de 1960, pertenece a la producción de los últimos años de Alfredo Bigatti. Es la segunda pieza de esta serie en la que revela la relación fraternal entre hombre y caballo. Esta temática tenía una larga tradición en la historia del arte en Argentina, pues desde los artistas viajeros de las primeras décadas del siglo XIX se había representado al caballo como el fiel compañero del gaucho, participando de las tareas cotidianas, avanzando en los campos de batalla, o, como parte fundamental para atravesar largas distancias en carretas y diligencias en un territorio, todavía despoblado. Es cierto que en Bigatti el interés por el caballo irrumpe en los bronces La cocina criolla y Riquezas naturales de la Argentina (ambas de 1937), donde lo incorpora como un protagonista más a la hora de definir la identidad nacional. Después lo agregará en los relieves para los monumentos al general Julio A. Roca en Choele Choele, o, en el nacional a la Bandera en Rosario. En los años 50 y 60 el interés por los jinetes o caballos guiados por el hombre, fueron el centro de sus trabajos sobre papel. Hombre y animal se acompañaban y se interrelacionan inclinándose juntos en busca de agua, cruzando miradas, en una relación estrecha, sin que uno tenga dominio sobre el otro. En el caso de Hombre y caballo II, en bronce, el hombre aparece como el compañero de un caballo manso, porque los animales de Bigatti no son aquí los caballos briosos de los héroes que buscan la gloria en las batallas de gestas libertadoras. Los dos personajes son presentados con una gestualidad sin dramatismos, lo que le permite a la obra transmitir gran serenidad y armonía. Asimismo para el escultor la figura del caballo era una excusa para sus búsquedas estéticas, orientadas a una síntesis formal. “Mis búsquedas siempre se orientaban hacia el encuentro con un volumen ideal, donde la figura humana, o los elementos que observa la naturaleza, se reencontrarán con la geometría”, escribía en 1961. Precisamente en la escultura analizada aquí, estiliza las formas consiguiendo el equilibrio a través de las partes del animal: patas alargadas y firmes, cabeza pequeña que se inclina, cuerpo tubular y el hombre -en posición erguida- que lo toma por arriba y lo conduce. Los detalles son los imprescindibles, como abocetados. La superficie es rugosa y permite que la luz vibre al chocar contra la superficie. Bigatti no renegaba del pasado, sino por el contrario, estudiaba a los antiguos, abordaba la lectura de libros sobre el arte de otras épocas, al tiempo que conocía la producción de escultores contemporáneos, como la del italiano Marino Marini, quien trabajaba, si bien con otro significado, la temática del caballero. Patricia V. Corsani

[1] Bigatti, Alfredo. “Autobiografía”. En: Payró, Julio E. Bigatti. Buenos Aires, Academia Nacional de Bellas Artes, 1966 (Monografías de artistas argentinos, 6), p. 30. BIBLIOGRAFÍA 1962 BRUGHETTI, Romualdo. Alfredo Bigatti. Buenos Aires, Ediciones Culturales Argentinas (Biblioteca del Sesquicentenario, serie Argentinos en las artes). 1966 PAYRÓ, Julio E. Bigatti. Buenos Aires, Academia Nacional de Bellas Artes (Monografías de artistas argentinos, 6). 1981 MENDOZA GODOY de CINCOLANI, Elsa E. Bigatti. Buenos Aires, CEAL (Escultores argentinos del siglo XX, 7). 1998 VAN DEURS, Adriana. Alfredo Bigatti. Homenaje en el centenario de su nacimiento (1898-1998). Buenos Aires, Museo de Artes Plásticas Eduardo Sívori.

—-

Skills

Posted on

20 febrero, 2017